Cómo

LA LLEGADA

Ya estás aquí en la puerta del Banco de Sangre de Cantabria o del lugar de extracción de tu localidad o empresa.

Quizás te hayas decidido tras escucharnos en una charla sobre la donación o bien hayas visto un reportaje, o quizás te haya animado algún amigo o familiar; o puede que te lo estuvieses pensando y que hasta hoy no hayas dado el último paso.                   

UN POCO DE LECTURA

En la Sala de Espera encontrarás una hoja informativa que debes leer atentamente, pues te indica en qué circunstancias tu donación puede estar contraindicada. También encontrarás otros folletos informativos para leer en ésta o en una próxima visita. ¡Ah! Decirte que no se puede donar en ayunas y que después de una comilona debes dejar pasar por lo menos 2 horas y media. Acuérdate, que si es tu primera donación debes llevar el DNI u otro documento de identificación.                         

LA ESPERA

Una vez leída la hoja informativa y si no estás afectado por ningún motivo de exclusión, serás invitado a pasar a la sala de entrevista. 

¡A veces hay que esperar un rato! Sabemos que te gustaría acabar pronto y a nosotros también nos gustaría recibirte inmediatamente o que la espera fuera mínima, y esto es lo habitual. Pero a veces un pequeño retraso es inevitable, a pesar del esfuerzo de nuestro personal por agilizarlo al máximo.                   

EL CUESTIONARIO

La persona de recepción te hará un cuestionario completo, que te ayudará a recordar todos los antecedentes que puedan ser de interés y que no conviene olvidar. Si tienes alguna duda no dudes en preguntársela. 

Si quieres puedes leer el cuestionario e imprimirlo...  Descargar cuestionarios.

Cuando acabes y firmes el cuestionario te entregarán la bolsa de recogida y pasarás a la Sala de Extracción.                      

LA EXTRACCIÓN

Una vez acomodado en un sillón o camilla, quizás el enfermero/a te haga alguna pregunta más y será entonces cuando te tome la tensión arterial y te de un pinchazito en el dedo para comprobar que no tienes anemia. Ahora es el momento del pinchazito en la vena. ¿Qué decir? Pues que es inevitable y que no es para tanto. Cuanto más tranquilo estés menos lo vas a notar y en 5 seg. la pequeña molestia habrá pasado. La sangre entrará en la bolsa de recogida mientras se mezcla con los líquidos de conservación. Y nada diferente va a pasar en los próximos 10 min., tiempo que dura la extracción.             

REPONER FUERZAS Y UN POCO DE COMPAÑÍA

Una vez concluida la donación te retirarán la bolsa y si la enfermera/o lo cree conveniente te tendrán unos minutillos en el sillón. Te pasarán a la Sala de Post- donación y allí como mínimo deberás tomar algo de líquido (café, refresco o simplemente agua) y si te apetece podrás tomarte un bocadillo que nuestro personal te proporcionará. En todo caso debes acompañarnos 5 o 10 min., que aprovecharemos para comprobar que no aparece ninguna molestia tras la extracción.